Contrario a lo que se podría pensar, el 2014 fue un año con un balance que aún no puedo definir. En el mundo del entretenimiento, sin embargo, hubo algunas buenas sorpresas y, aunque no fui al cine, leí, jugué o vi series tanto como me hubiera gustado, encontré varias joyas. Algunas obvias, otras no tanto.

Captain America: The Winter Soldier

No hace mucho conocí a alguien que decía que Capitán América era un personaje aburrido y que solo veía por los intereses de, pues, Estados Unidos. “¿Has visto o leído algo de Capitán América?”, le pregunté. Marvel tuvo muchos aciertos con esta cinta, pero el mejor, a mi gusto, fue mostrar cómo Steve Rogers es un estadounidense de un tiempo diferente. Uno inconforme con aquello en lo que se convirtió su país desde la Segunda Guerra. Y uno dispuesto a hacer la diferencia.

Cosmos

Hace casi 25 años Carl Sagan llevó la ciencia a las masas a través de Cosmos y este 2014 fue turno de Neil deGrasse Tyson embarcarnos en una nueva aventura por los confines de la historia, la galaxia y nuestro lugar en el universo. Cosmos: A Space-Time Odyssey es una serie documental que nadie debería perderse. Seas entusiasta de la ciencia o no, siempre hay algo de sobrecogedor cuando uno descubre la verdadera escala del tiempo y el espacio.
Daredevil
Este año compré y dejé de comprar muchos cómics, pero el único que se mantuvo constante fue Daredevil, escrito por Mark Waid. Mientras el resto del universo Marvel se ocupaba de mega eventos y súper series, Daredevil mantuvo las cosas simples y aterrizadas en Nueva York y posteriormente San Francisco. Fue agradable leer una serie que recordaba los cómics de antaño, más simples y divertidos.
Tortugas Ninja

Michael Bay no es un nombre que genere muchas expectativas en mí. Más bien lo contrario. Vi Tortugas Ninja en una función de prensa, esperando que fuera terrible y terminé viéndole un par de veces más en el cine. Cierto, la película no es en realidad la gran cosa, pero tampoco fue un total desperdicio. Tiene bonitos momentos sobre la fraternidad. Algo que sólo pudo imaginar, puesto que no tengo hermanos.
Firefly

Okay, estoy haciendo trampa. Esta serie no se estrenó ni cerca del 2014. No se canceló ni cerca del 2014. Pero el 2014 fue el año en que la descubrí. No sabía qué esperar y terminé enamorado de ella. Cancelada en apenas una temporada, dejó una marca indeleble en mí. Mientras escribo esto tengo el dolor fresco de saber que se acabó. De todo lo que me sucedió el año pasado, es lo que más extraño y espero volver a verla pronto.14