«El terror se basa en la incomunicación»