La escritura es un diálogo que se propone sorprender al otro