Desde nuestro #Instagram: http://ift.tt/2l1ifDV
Gran parte de la infancia y adolescencia, Casio estuvo obsesionado con los robots. Llegó a soñar que tenía relaciones sexuales con Robotina, la sirvienta de Los Supersónicos. Deseaba ser abrazado por B-9, el autómata de Perdidos en el espacio. Su anhelo más grande era poder entender el lenguaje de R2D2, personaje de La guerra de las galaxias.
#LosDemoniosDeLaSangre
Fotografía e intervención: Cintia Durán