Compartimos el texto ganador de la edición 05 de #InstantáneaExpress.


 

#InstantaneaExpress

Fotografía: Glen Carrie / #Unsplash

Me pasé media vida cazando fantasmas. Buscando las razones por las cuales seguían aquí entre nosotros. Los perseguí por todas partes. Acudí a cualquier lugar donde me aseguraran encontrarlos. Dormía de día, los acosaba de noche. Leí absolutamente todo sobre el tema. Daba conferencias, asesorías, incluso me uní a cruzadas alocadas para capturar alguno. Nada. No quería probar su existencia: existían.

Cecilia Eudave | Microcolapsos

GANADOR: CLAUDIA FRANCO

Bruma

Poco a poco me resigno y me adentro a su mundo, ya no tengo la noción de a qué universo pertenezco. Lentamente me fusiono con este humo blancuzco, me hundo en la confusión de mi existencia. Desaparezco.

Ahora me siento en medio de la nada, rodeada de esta bruma espesa. Sé que no estoy sola. Estoy en ese punto intermedio. Me acechan los fantasmas que en alguna ocasión formaron parte de mi vida. Continuamente regresan a mí.

Esto es muy parecido al juego del balompié donde mi realidad, al igual que el de la pelota, alterna como un vaivén; donde de un lado de la cancha se encuentra el equipo de los vivos y del otro, el de los muertos, y yo turnando en ambos.

Antes dudaba de su existencia.

Siempre me pregunto quién me dio este don de coexistir en dos mundos. Los veo, los escucho susurrar mi nombre una y otra vez. Al anochecer se incrementa mi miedo. No duermo. Temo hacerlo.

He pasado toda mi vida evadiéndolos, aún así están presentes. Me buscan y el temor crece en mí. ¿Cómo culpar a los demás si yo misma pienso que estoy loca?

Me encuentro otra vez en medio de la cancha de fútbol, suspendida en el tiempo. La niebla condensada e inodora empieza a envolverme. Tengo frío.