Rosa Montero: Entre la belleza y la oscuridad