El oficio del escritor es encontrar la palabra adecuada