En mis cuentos siempre habitarán monstruos y fantasmas