Categoría: Sin categoría

Narrativa visual: 10 series de 2017 que me comieron la cabeza


Buscando a Wakefield

Por Cecilia Magaña

No me cabe duda que este 2017 la narrativa visual fue la que me comió la cabeza y me hizo pasar más horas frente al televisor que sumergida en libros. Así es, lo confieso: leí poco este año, y consumí series como enajenada. No creo que la novela haya muerto, en absoluto, ya ha sido masacrada antes y sigue ahí. Al menos eso es lo que me digo además de la clásica: “seguro aprenderé algún truco para crear personajes si tan solo sigo mirando”. Y quiero pensar que sí, carajo. Más me vale, porque tan solo con esta lista son más de 100 horas de mi vida invertidas en estas historias que me hicieron culpablemente feliz este año.

1. Las aventuras de Rick y Morty

Arranca con capítulos autoconclusivos y va tejiendo una trama larga que explota a partir del Capítulo 6 (Rick Potion #9). Puedes usar como excusa para verla que te sirve para pensar cómo una serie de cuentos arma poco a poco una novela o cómo darle sentido a todas esas referencias pop que siempre te han gustado, reinventándolas.

2. Mindhunter

El camino de Holden Ford hacia su propia oscuridad no solo cuenta con una estructura narrativa que combina, en paralelo, el desarrollo de una investigación con famosos asesinos seriales y cómo esta afecta la vida cotidiana de los detectives, sino la actividad de un asesino cuya identidad el espectador puede descubrir si también hace su tarea en internet, juega y suma las pistas. Cada episodio, cada entrevista, es una excelente clase de manejo de diálogo.

 3. Feud: Bette and Joan

Sobre la famosa riña entre Bette Davis y Joan Crawford durante la filmación de Whatever happened to Baby Jane?. Una reflexión sobre las manipulaciones detrás del chismerío en Hollywood, el lugar del talento y la belleza, sobre la vejez y la insatisfacción. Si sumas las múltiples versiones, el onirismo y la suposición como recursos para narrar que no hay una sola verdad, verás que vale la pena robarle algunos desarmadores para tu caja de herramientas.

4. American Crime Story: The people vs. OJ Simpson

Uno de sus grandes aciertos es no apuntar el dedo acusador, sino lograr que el espectador llegue a la conclusión que sus creadores desean. No mentirás si dices que la ves para aprender cómo crear buena ficción a partir de un caso real, sin caer en el panfleto.

5. The Punisher

Si bien tengo mis dudas sobre el episodio 13, se ha ganado su lugar en esta lista gracias a su manejo de la tensión. Las múltiples facetas del personaje de Frank Castle (que no solo la juega de tipo duro sino que logra despertar ternura y franco horror) se logran gracias a su contraste con los personajes secundarios. Su relación con Micro, en particular, es un ejemplo de cómo aprovechar un dúo para dar profundidad a ambos personajes y lograr que se transformen uno al otro de manera orgánica, natural.

6. Big Little Lies

La maternidad, los secretos de alcoba, el pasado y las dudas sobre la influencia de la genética y la crianza en el desarrollo infantil, son tan solo algunos de los temas que se entretejen en la resolución de un crimen cuya víctima es anónima hasta el último capítulo. Si lo que necesitas es ver nuevas formas de tramar un thriller con temas de actualidad esta es una serie que no te debes perder.

7. The Crown

Una buena narración histórica sirve, en realidad, para hablar de preocupaciones contemporáneas: la coronación de la reina Isabel II y su lucha interna por conciliar a la mujer y al símbolo son una excusa para hablar del empoderamiento femenino y cómo afecta a los hombres y mujeres que la rodean. ¿Quieres escribir una buena ficción histórica? Mira esta y toma nota.

8. Glow

Los griegos lo sabían y Shakespeare lo explotó: no hay buena comedia que guarde, en realidad, el revés trágico de los personajes. Si lo que necesitas es escribir una comedia con sentido, esta puede ser una excelente lección de cómo aprovechar el absurdo de la vida cotidiana para contar buenas historias y crear personajes entrañables.

9. Death note

Ya sé que no es novedad, pero apenas la vi. Evita la peli: esta serie es una demostración de que los aspectos culturales no solo dan contexto a la narración, sino que son su raíz y sustento. Si además te interesa crear tramas inspiradas en una constante lucha de argumentos o usar el ensayo para construir tensión dentro de tu novela, esta serie te dará herramientas para hacerlo.

10. The Young Pope

Lo que Breaking Bad logró transformando a un hombre sencillo en un megalómano, aquí se logra mostrando a un megalómano que esconde a un chico vulnerable en su interior. Para mí fue la mejor serie del año. Toca, valientemente, una multitud de temas oscuros relacionados con la Iglesia Católica pero no pierde de foco la humanidad de su protagonista. El tema de la fe, la vanidad y el poder, son apenas la mitad de lo que abarca. Llena de aciertos en su manejo del subtexto y la ironía (resultado de un inteligente soundtrack), tiene momentos que son verdaderas dosis de poesía, un recurso que toda buena novela debe contemplar.


Fotografía: Tim Mossholder / Unsplash

Instantánea Express 05

Bienvenido Mayo.

Para esta edición tenemos un ejemplar de nuestro #librodelmes El Rey de las bananas y otro de Los demonios de la sangre para el ganador del reto.

Si aún no conocen la mecánica para participar, es sencilla: buscamos historias que no pasen de 250 palabras inspiradas en la imagen y la cita que encontrarán a continuación. Favor de enviar sus textos vía correo electrónico indicando en el asunto #InstantáneaExpress05. Su historia debe tener un título y la cantidad de palabras empleadas.

El correo al cuál tienen que enviar sus textos es hola@editorialparaisoperdido.com y tienen hasta el próximo miércoles 10 de mayo para participar. Los ganadores se darán a conocer en el blog en el transcurso del viernes 12 de mayo.


#InstantaneaExpress

Fotografía: Glen Carrie / #Unsplash

Me pasé media vida cazando fantasmas. Buscando las razones por las cuales seguían aquí entre nosotros. Los perseguí por todas partes. Acudí a cualquier lugar donde me aseguraran encontrarlos. Dormía de día, los acosaba de noche. Leí absolutamente todo sobre el tema. Daba conferencias, asesorías, incluso me uní a cruzadas alocadas para capturar alguno. Nada. No quería probar su existencia: existían.

Cecilia Eudave | Microcolapsos

¿Qué sucede en la imagen? ¿Aquí termina o inicia el relato? ¿Qué relación tiene con el párrafo compartido de Cecilia Eudave? Cuéntenlo en 250 palabras o menos.


Al participar en #InstantáneaExpress y enviar su texto por correo, aceptan sin condiciones que en caso de que su texto sea el ganador se pueda usar y reproducir en el blog y redes sociales de Editorial Paraíso Perdido y en alguna publicación, virtual o impresa, de la misma editorial. Todos los participantes recibirán un código con el que obtendrán 10% de descuento en los libros de nuestra tienda en línea. Al final del año se publicará un anuario con los ganadores y se elegirá la historia favorita, es decir al campeón de campeones de nuestro certamen.

Intervención de Cintia Durán en nuestro Instagram / 3

from Instagram: http://ift.tt/2lE4jDs
Pronto los recibió una lluvia de disparos de arcabuces. Los atacantes caían heridos, algunos muertos, principalmente los #ashigaru cuyas protecciones personales eran austeras comparadas con las de los samuráis… #LejanosGuerreros

Chico conoce a chica


Saca el diván

Por Edna Montes

Es oficial, estamos en el “mes del amor y la amistad” porque a los mercadólogos del mundo ya no les es suficiente con un día y quieren el pastel completo. Más allá de mi predisposición al amargor, me pareció buena idea inaugurar este espacio con un tema ad hoc a febrero (¡Oh, la ironía!). Creo que todos tenemos placeres culposos o días en los cuales hasta nuestro café necesita café para mantenerse en pie. Esas jornadas en las que la realidad nos aplasta y ni siquiera las frases motivacionales pixeladas de nuestros contactos en Facebook nos brindan algún alivio. El tedio está ahí, asechando entre las sombras, preparado para alimentarse del poco o mucho gozo del “aquí y ahora” que somos capaces de reunir en la vida cotidiana. Cuando necesitamos emprender el escape, la tentación por una buena dotación de clichés está ahí, el elixir a todos los males.

Anime GIF - Find & Share on GIPHY

Las interminables quejas en redes sociales contra las historias de amor y los triángulos amorosos son relativamente nuevas, pero esta construcción narrativa es, quizá, tan vieja como la humanidad misma. En la mitología egipcia, Isis y Osiris son la pareja ideal hasta que Osiris provoca la ira de su hermano Seth, quien lo asesina. Isis pasa años buscando las piezas de su amado para reconstruir su cuerpo, devolverlo a la vida y reunirse con él. En el Ramayana, el héroe pasa peligros tremendos para matar al demonio Ravana y salvar a su amada Sita. Aquellas historias, reproducidas en festivales religiosos o alrededor de una fogata eran nuestra antigua versión de los maratones de Netflix (o cualquier servicio de streaming de su elección). ¿Por qué siguen funcionado luego de tantos siglos?

El “chico conoce a chica” nos llega al corazón porque nos vemos reflejados. Todos hemos añorado el amor de una pareja real que nos abandona o la ficticia que ni nos hace en el mundo. El amor romántico nos duele, pero está tan entretejido en nuestro cerebro (a fuerza de repetición) que nos deleita incluso si no lo queremos admitir en público. Se me ocurre que el final feliz es tan satisfactorio como tronar la burbujas del plástico de embalaje. Igual de efímero, también. Es irreal, lo sabemos. Justo por eso corremos a sus brazos cual Lizzie Bennet a los de Mr. Darcy. A veces no queremos realismo, sino magia. Así es como terminamos enredados en una comedia romántica.

Wrap GIF - Find & Share on GIPHY

Uno de los grandes fallos de esta estructura es que a menudo las chicas se convierten en un trofeo, pierden humanidad y eso no es nada deseable. Buscamos este tipo de historias porque nos dan un reducto para ser vulnerables en un mundo hostil. Cuando dejamos caer las barreras somos reales, defectuosos, atormentados, llenos de errores. Por eso sentimos una especie de gratificación empalagosa cuando Mark Darcy le dice a Bridget Jones que la ama tal y como es, nos devuelve la fe en el amor. Ese que nos concibe maravillosos a pesar de nuestra accidentada realidad. Al final del día, necesitamos el cliché, convencernos de que el amor es la fuerza más poderosa del universo.

Bridget Jones GIF - Find & Share on GIPHY

El “chico conoce a chica” ha  evolucionado. Ya no se trata de pelear contra demonios o recoger las piezas de la prenda amada por todo el Nilo. Hace años que la chica no es una damisela en desgracia, poco a poco asoma un nuevo tipo de protagonista: la adulta capaz de tomar las riendas de su vida con todo y el caos. Ella también tiene esos días terribles, la vuelven nosotros, el espectador esperanzado en que algo maravilloso espera a la vuelta de la esquina. La receta ya ni siquiera es una garantía de final feliz, pero sí de que renovará nuestra capacidad de creer en lo sorprendente, en lo simple. Este artificio no necesita (aunque puede tenerlos), dragones, varitas mágicas o brujas como los viejos cuentos de hadas antiguos. Su esencia es la magia de hacernos creer que podemos contra el mundo y la realidad misma, no estamos solos.  Podemos encontrar a la persona indicada o, si ya la tenemos, confiar en que esos brazos serán nuestro hogar para siempre, contra viento y marea. ¿Pensamiento ingenuo?, mucho, pero tan necesario como negar en público nuestro gusto por eso churros románticos atascados de clichés.

Negación, dulce negación:

Recapitulando:

Chico conoce a chica*

Fórmula: El chico conoce a la chica/conflicto/uno de los dos se enoja o entristece y deja al otro/ gesto romántico/reconciliación/final feliz. (Añada triángulo amoroso al gusto o un final infeliz para mayor tensión)

Ejemplos (están por todos lados):

San Junipero (Black Mirror, Temporada 3, Episodio 4)

La Princesa Prometida ( Película, 1987)

La mujer del viajero en el tiempo (Novela, Audrey Niffenegger)

Sailor Moon (Anime, TV Asahi, 1992)

500 días con ella (Película, 2009)

 

*También aplica a chico conoce a chico, chica conoce a chica, etc. porque #LoveIsLove

“La cruz de la bestia”, promoción de verano

De cuando el talento de un escritor como Rafael Medina se conjuga con la visión de un ilustrador como Efrén Jiménez.
“La cruz de la bestia”, reedición ilustrada. http://bit.ly/2ak8trU
‪#‎LecturasExtremas‬ ‪#‎Pasiónporleer‬

“La cruz de la bestia” en el #RematedeVerano from Editorial Paraíso Perdido on Vimeo.

Soundtrack para escuchar “Las ocasiones perdidas” de Rodrigo González M.

Feliz-Navidad-2015